Dolor de cuello y espalda alta o cervicalgias

dolor de cuello cervicalgias

El dolor de cuello es una de las más comunes y que la mayoría de personas sufre al menos una vez en la vida.  La mayoría de veces se trata de una afección muscular debida al músculo trapecio que tiene su origen en el cráneo y apófisis espinosas de las vertebras cervicales y dorsales y se inserta en diferentes zona de la espalda (borde superior del clavícula, acromion , espina del omoplato….) por lo que puede crear una patología de dolor muy florida. Muchos de esos dolores son debidos a una tensión muscular continuada que acaba con una contractura seguida de una inflamación. Si la inflamación y la tensión muscular no se corrige, puede acabar con un dolor crónico que puede persistir durante meses o años. El dolor puede irradiar al brazo, e incluso a la manos y a los dedos pudiendo provocar hormigueo y sensación de adormecimiento o falta de sensibilidad. Este síntoma es importante ya que se trata de un problema de compresión nerviosa que puede tener un origen discal cervical o bien por una compresión de los nervios y/o vasos sanguíneos. El Síndrome Compartimental se origina por la inflamación de una zona muscular. Se ha de conocer que los músculos se hallan separados entre si por un tejido llamado “fascia” que es como un saco que contiene cada grupo muscular. Cuando un grupo muscular se inflama, puede ejercer una presión importante sobre la fascia y teniendo en cuenta que las fascias musculares no se pueden expander, un aumento de la presión importante dentro de un grupo muscular ejercerá una compresión sobre los nervios y vasos que pasa por la zona creando una disminución de la vascularización y un daño de tipo neurológico que puede variar en su gravedad. Incluso en ocasiones, puede dejar un daño permanente en la zona afectada. 

dolor de cuello

La exploración y los exámenes complementarios son imprescindibles para descartar el origen del dolor y principalmente si existe una cervicalgia de origen raquídeo o vertebral.    

Se pueden clasificar de diferentes formas:

  • Dolor de espalda alta o cervical agudo sin que exista irradiación en brazos manos y dedos. Habitualmente su inicio es brusco y lo más habitual es que se trate de una inflamación  muscular usualmente llamada “tortícolis”. Tiene una duración aproximada de ente 3 y 7 días. De todas formas si existe un traumatismo anterior, se debe descartar luxaciones o fracturas (por ejemplo el síndrome del latigazo cuando existe un accidente de tránsito que el golpe se efectúa en la parte trasera del automóvil).
  • Dolor cervical o de espalda y/o cuello crónico. La duración sobrepasa las semanas meses e incluso años. La movilidad está mejor conservada. Habitualmente está relacionado con un tipo de personalidad ansiosa Componente psicosomático) o con una determinada posición o trabajo laboral que mantiene el cuello y/o espalda con una tensión continuada.

El tratamiento siempre dependerá del diagnóstico médico, pero en todos los casos se deberá reducir la inflamación con tratamientos locales o generales y corrección de la situación que a originado el problema.

Existe una gran variedad de tratamientos y aquí se comentaran algunos que utilizamos y resultan eficaces

  • Los tratamientos con inyecciones locales en las zona de máximo dolor y contracturas son las que resultan más rápidas para reducir el dolor y la inflamación. Se utilizan para cada caso una variedad de sustancias como los anestésicos locales, antiinflamatorios e incluso el plasma rico en plaquetas (PRP). Es necesario realizar previamente un mapa completo de las zona “gatillo” de dolor antes de iniciar el tratamiento.
  • Se puede completar el tratamiento con la aplicación de frío (Crioterapia) acompañado con masajes las primeras 72 horas que favorecerá la movilidad y disminuirá la sensación de tensión.
  • También en las cervicalgias no traumáticas se pueden utilizar los collares blandos y en el caso de lesiones traumáticas, se pueden utilizar los collares rígidos mientras se esté pendiente del diagnóstico de fractura o luxación.

Los relajantes musculares no han podido demostrar su efectividad así como el TEN’s o Electroestimulación y en la acupuntura no existen experiencias clínicas que la puedan indicar para este tipo de patología.

Créditos    Dr. Jordi IbáñezClínica Planas Barcelona

Website: https://www.clinicaplanas.com/blog/2017/03/22/dolor-de-cuello-o-cervicalgias/


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados